Las claves para tener una página web corporativa exitosa

Un sitio web es una necesidad para las empresas, no importa si tu empresa es pequeña o grande; una página web es una ventana mediante la cual los consumidores pueden estar en contacto con las marcas y viceversa.

Compártelo


diseño de paginas web, seo, posicionamiento en buscadores, manejo de redes sociales, paginas web

La página web de una empresa es la tarjeta de presentación de la misma. Es el primer y muchas veces último punto de contacto que tiene un cliente potencial con una empresa y comunica la imagen de la empresa hacia el exterior.

 

Por lo tanto, el sitio web debe contar claramente lo que es y lo que hace. Debe explicar las metas y sus objetivos, promover sus productos y servicios y explicar las ventajas que la empresa proporciona a sus clientes.

 

Lamentablemente, la mayoría de páginas web están pobremente diseñadas y solamente realizan la labor de un folleto publicitario. Como mucho, incluyen un formulario o una página de contacto, que hace muy poco por atraer y conseguir nuevos clientes.

 

La página web corporativa es vital para una empresa y, para lograr la página web ideal hay que tener en cuenta una serie de puntos clave:

 

El diseño de la web debe ser intuitivo y seguir las mejores prácticas. ¿Tu sitio web invita a que los visitantes encuentren de forma intuitiva la información que más les interesa? ¿Cómo están organizadas las distintas secciones de tu página web? Si tus visitantes quieren profundizar más sobre un tema concreto, ¿saben cómo hacerlo? ¿Les sugiere tu sitio web otros enlaces interesantes relacionados con la información que acaban de leer?.

 

Es muy importante que tu página web cumpla muy bien la función u objetivos para los que ha sido creada. Por ejemplo, una página web tiene que comunicar muy bien lo que es la empresa y este objetivo deberá estar muy bien reflejado en toda la web, para que, cuando una persona llegue a la misma, tenga muy claro desde un principio qué es lo que esa empresa puede hacer por él. La información que se proporcione y publique deber ser acorde al giro de la empresa, esta tiene que ser una fiel representación de la imagen de la organización

 

El aspecto visual de tu sitio web también es fundamental: debe transmitir confianza y profesionalidad a cualquier persona que la visite. Y  debe incorporar imágenes de calidad que transmitan información Si el objetivo es la promoción de la empresa, debe tener una o varias páginas que sirvan para captar "nuevos clientes" y formas de atraerlos a esas páginas. En esta página, se registrarán los correos electrónicos de estos prospectos para poder contactarlos después.

 

Entre más simple, mejor, un sitio web tiene que ser ligero, sencillo y fácil de leer, es decir intuitivo; no debe estar saturado de contenido multimedia (animaciones en flash, videos, fotos, etc.) ya que estos harán que la página tarde en cargar y por ende acabar con la paciencia de un cliente, además que afectará el posicionamiento de tu sitio web en Google.

 

Integrar las cuentas de las redes sociales de la empresa es también un requisito ineludible, pues añadirán credibilidad y mejorarán el posicionamiento de tu sitio web. En cuanto a las funcionalidades, es básico decidir si tu página web incluirá un administrador para escribir nuevos contenidos y noticias y si éstas serán únicamente propias o van a incluir también noticias de clientes. Además, habrá que preguntarse la conveniencia de incluir o no información de productos o servicios de forma individual y de captar los datos de los usuarios, y de qué modo.

 

La usabilidad es muy importante y hace referencia a la estructura de navegación, presencia y situación de los enlaces y cómo se van a mover los visitantes a través de la página web. El uso de los dispositivos móviles para navegar en internet es una tendencia cada día mayor, si una página web no tiene un diseño adecuado (responsivo) que pueda ser leído de forma correcta, lo más seguro es que se pierda la oportunidad de acercarse a un cliente potencial, además que tu sitio web será penalizado por los buscadores como Google.

 

Por último, no olvides que la estructura de tu página web debe permitir que los buscadores la puedan encontrar. La estructura de tu sitio web debe tener en cuenta aspectos SEO (Search Engine Optimization), que luego la ayudarán a aparecer en una mejor posición en los buscadores (optimización SEO).

 

Cuando una página web está bien diseñada, consigue transmitir confianza, comunicar lo que se desea de forma relevante a cada visitante y como consecuencia, ayuda a captar a aquellos visitantes que llegan interesados en la empresa. Cuando tu sitio web cumple bien sus objetivos, ya sólo queda esperar (si la web ya recibe suficientes visitantes) o promocionarla para llegar todavía a más personas que puedan estar interesadas en los productos y servicios de tu empresa.

 

Sin embargo, todavía son muchos los empresarios que ven en una página web un gasto y no una inversión que les puede dar una gran rentabilidad con un esfuerzo muy inferior a lo que supondría la publicidad convencional, o una gran fuerza de ventas, etc. pese a que, en realidad, una página web bien hecha es casi un requisito mínimo para todas las empresas que quieran ser competitivas y quieren mantenerse en el mercado y generar utilidades.

 

¿Y tu página web ya cumple todos los requisitos de "una página web exitosa"?

Compártelo


Escribir comentario

Comentarios: 0